En la armonización del hábitat en el ámbito comercial y empresarial trabajamos para potenciar las capacidades físicas, culturales y comerciales de la empresa en un ambiente atractivo acorde a sus objetivos.
En la consulta tendremos en cuenta la mirada del cliente, su desplazamiento y comodidad; la ubicación y calidad de vida del personal que trabaja en la empresa, las condiciones físicas y arquitectónicas del lugar, la armonización energética según el Feng Shui


En una primera etapa analizamos:


• Arquitectura del edificio. Estado, materiales, aberturas, formas, imagen,
volumetría.


• Accesos, recorridos, flujos energéticos, espacios estancos, espacios
abiertos. Detección de zonas problema.


• Localización de las áreas de trabajo y del personal en actividad.


• Materiales. Calidades, formas, nocividad.


• Mobiliario, ambientación y elementos decorativos. Distribución, tamaño,
color. Posibilidades de reutilización de los elementos problemáticos.


• Uso del color. Si es compatible con las actividades de la empresa.


Concluido el análisis, es el momento de la propuesta. Cada caso necesita soluciones específicas. Si los problemas encontrados son de resolución rápida, los primeros cambios podrán realizarse durante la consulta. Si la complejidad es mayor, propondremos un plan de modificaciones en etapas, con o sin acompañamiento profesional para la elección de los elementos propuestos.