La armonía en el uso de los materiales,
el color y la forma de los espacios
habitados influye favorablemente
en nuestro estado anímico, en la salud física y emocional, en nuestras relaciones familiares, sociales y laborales.

Cuando observamos problemas en
nuestro hábitat que no son coherentes
con nuestra historia, cuando nos
sentimos incómodos en nuestros
espacios, cuando la empresa no funciona a pesar del esfuerzo que invertimos en ella, es el momento de llamar a un consultor.
En nuestro trabajo combinamos
técnicas y conocimientos de oriente
y occidente.


A la aplicación del Feng Shui le sumamos nuestra experiencia en arquitectura y construcción, en terapias corporales y transpersonales, en el análisis histórico
y social de los espacios habitados.
Nuestro objetivo es llegar al alma del lugar, entenderlo y abrir caminos
para que su vida fluya con naturalidad.